Search

4 RAZONES PARA NO ASUSTAR A TU GATO CON UN PEPINO

Los animales también tienen sentimientos

| OnPets

El “Cucumber Challenge” es un reto que se volvió viral hace un par de años y trata de asustar a un gato con un pepino, si eres un amante de los videos cómicos, seguramente has visto aquellos en los que hay un gato comiendo tranquilamente, mientras alguien pone sigilosamente un pepino detrás de sus patas. Cuando el gato lo ve, salta del susto, y su reacción es motivo de risas y millones de reproducciones de gente de todo el mundo.

¿Qué es lo que provoca esta reacción en los gatos?

La respuesta es su instinto de alerta y autoprotección. El momento en que un gato come es sagrado. Les cuesta tanto trabajo confiar y dejar de estar a la defensiva para concentrarse en comer, que sorprenderlo mientras lo hace es captarlo en uno de sus momentos más vulnerables.

Los pepinos los asustan por tres motivos: porque es algo que “sorpresivamente” apareció, porque en un hábitat natural los pepinos no se encuentran en el piso y porque su forma y color simulan el de una serpiente. Su primera reacción es alejarse lo más rápido posible, ponerse a salvo y analizar la situación desde lejos.

¿Por qué no debes asustar a tu gato con un pepino?

  1. Los sometes a un estrés tan fuerte, que hasta podría causarle un paro cardíaco.
  2. Tú eres su persona de confianza y es una traición para él que sea su persona de confianza quien lo pone en peligro mientras está distraído así que perderás su confianza.
  3. Si tienes un gatito, sabrás que ellos tardan mucho en generar empatía con algo o alguien. Presentarle este tipo de objetos de golpe es transgredir un aspecto esencial de su personalidad.
  4. La experta en conducta animal Jill Goldman considera que reírse del sufrimiento y estrés de un animal es una razón importante para cuestionar la humanidad de las personas, ya que es realmente cruel estresarlos sólo por diversión.

Así como este reto, existen otros que se hacen con mascotas, como el “What the fluff challenge”, en el que el dueño desaparece mágicamente tras una cobija y la mascota se queda desconcertada buscándolo, o el “Egg Challenge” en el que tu mascota debe sostener un huevo con el hocico sin romperlo. Todo esto puede parecer gracioso si no empatizamos un poco con su forma de ver la vida, de querernos y de preocuparse por nosotros.

Lo importante es evaluar si tus risas y las de tus seguidores valen más que la estabilidad emocional de tu mascota

Y de todos modos, como Internet es tan variado, siempre puedes optar por algún reto viral que no ponga en juego sus sentimientos, como el “Snoot Challenge”, en el que tu mascota mete la nariz en un corazón hecho con tus manos, que aparte de no causarle daño, es tierno y divertido; o puedes inventar el tuyo, en el que muestres de manera divertida cuánto lo quieres y lo cuidas.

 

Por Dayana Sanjuán

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *